Espacios arquitectónicos que esconden historia

La tradición taurina está estrechamente vinculada a la cultura española y, más concretamente a la andaluza, su iconografía llena las obras de algunos de los artistas más representativos de nuestro país. En Málaga, se encuentran dos ejemplos arquitectónicos que la tauromaquia nos ha legado: la Plaza de Toros de La Malagueta y la de Ronda.

La Malagueta está emplazada junto a la playa que le da nombre, es un edificio neomudejar del año 1874 diseñado por el arquitecto Joaquín Rucoba (artífice del Mercado de Atarazanas, ambos edificios considerados Bien de Interés Cultural). Antes de esa fecha, la construcción de la plaza malagueña pasó por muchas vicisitudes, actualmente se celebra dos eventos destacados, como son la Corrida Picassiana, durante Semana Santa; y la Corrida de la Prensa, que coincide con la festividad de los Santos Patronos, San Ciriaco y Santa Paula (durante el mes de junio).

Pedro Romero

Retrato de Pedro Romero realizado por Goya

La Plaza de Toros de Ronda tiene un trasfondo con más solera incluso que La Malagueta. Se inauguró en 1785, y siempre ha estado estrechamente ligada a la tradición de hacer caballería, con una presencia constante de la Real Maestranza, considerada la primera escuela de caballería de España. Durante la Edad Media se organizaron juegos de destreza con toros, en los que los jinetes despertaron la admiración de toda la comunidad rondeña. El arquitecto Martín de Aldehuela diseñó el espectacular edificio, además del grandioso Puente Nuevo que pasa sobre el Tajo. La plaza fue inaugurada por Pedro Romero, considerado figura cumbre de la tauromaquia, que inspiró varias de las obras de Goya.

Las instalaciones de la Plaza de Toros de Ronda albergan además la Real Guarnicionería de la Casa de Orleáns, con una colección única de Armas de Fuego Antiguas (de caza y duelo); la galería dedicada a la Real Maestranza de Caballería, con toda su historia y tradición heráldica; y el Museo Taurino.

Aquí os dejamos un enlace, con una visita virtual de este magnífico monumento.